Email:


Los 10 + leídos

 

Edita:
Suraval, Sociedad de Garantía Recíproca de Andalucía
Avda. de la Constitución, 7-1º
41004 SEVILLA

Telf: 954 213 553
Fax: 954 221 240
suraval@suraval.es

Produce:
Euromedia Grupo
Tendencias

La Junta destina 154,6 millones a 228 empresas viables con dificultades



La Junta destina 154,6 millones a 228 empresas viables con dificultades
La Consejería de Economía, Innovación y Ciencia ha aprobado ya 154,6 millones de euros en forma de avales en el marco del Programa de Ayudas a Empresas Viables con Dificultades, que han permitido que 228 entidades puedan mantener su actividad y 10.410 empleos. Del total de las ayudas, 124 han sido de Salvamento y 104 de Reestructuración.

El consejero de Economía, Antonio Ávila, ha destacado que el objetivo del Programa de Ayudas a Empresas Viables, que se puso en marcha en el marco del VII Acuerdo de Concertación Social, es "dar respuesta al tejido productivo andaluz ante los problemas de tesorería que está provocando la actual rigidez de los mercados financieros".

Según Ávila, con la Orden se pretende "favorecer la vuelta a la viabilidad técnica y económica de empresas andaluzas que, siendo viables, se encuentran en una situación de crisis coyuntural de la que por sí solas no tendrían capacidad para salir". Estas ayudas, gestionadas por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), se dividen en dos grandes bloques: ayudas de Salvamento y Reestructuración y ayudas temporales.

Salvamento y Reestructuración

Las ayudas de Salvamento tienen como objetivo prestar la liquidez necesaria para garantizar el funcionamiento de una empresa hasta que se analice su situación y se elabore el correspondiente plan de reestructuración. Los instrumentos previstos para ello son los préstamos y las garantías sobre los préstamos, con un plazo máximo de resolución de un mes desde la solicitud.
Las ayudas de Reestructuración se centran en hacer posible que la empresa recupere su posición de mercado y, por tanto, su competitividad y viabilidad a largo plazo. En este caso, el plazo máximo de resolución es de dos meses y los instrumentos incluyen ayudas a fondo perdido, préstamos a tipo de interés inferior al del mercado intercambiario, avales en garantía de préstamos de las entidades financieras y bonificaciones de los intereses de los préstamos concertados para el plan de reestructuración.

Respecto a los beneficiarios de estas ayudas de Salvamento y Reestructuración, se otorga prioridad a la industria. Así, se apoya a empresas con un buen plan de negocio, que estén bien ubicadas en su nicho de mercado, que ofrezcan un producto o servicio competitivo y que afronten el futuro de manera optimista.

La ayuda, que no supera los 10 millones de euros, no está limitada al tamaño de las empresas, si bien, al igual que las temporales, sólo podrán beneficiar aquellas que tengan su sede social o su establecimiento operativo principal en Andalucía.

Para acceder a los incentivos de Salvamento y Reestructuración, las firmas beneficiarias deben responder a la definición de 'empresas en crisis' establecida por la Comisión Europea, además de mostrar su compromiso de adoptar las medidas necesarias para superar las dificultades.

En esta definición se incluyen aquellas sociedades que presentan condiciones como la imposibilidad de hacer frente a pérdidas mediante recursos propios con riesgo de su desaparición económica; la pérdida de más de la mitad de su capital o de fondos propios; la disminución del volumen de negocios y del margen bruto de autofinanciación, el endeudamiento creciente, o el debilitamiento o desaparición de su activo neto.


Martes, 7 de Septiembre 2010
Artículo leído 351 veces